ARGENTINA

Historia Oral en Argentina y la IOHA

La historia oral en Argentina ha tenido un desarrollo notable en los últimos 25 años. En aquella época poquísima gente, como Hebe Clementi, Liliana Barela, Dora Schwarstein, Daniel Plotinsky y Pablo Pozzi,  se dedicaban al tema. Hoy en día existe una serie de archivos, en formación y consolidados: por ejemplo el de Memoria Abierta sobre derechos humanos, el de las Escuelas ORT sobre la comunidad judía, el del Centro Cultural de la Cooperación (CCC) sobre la militancia comunista, el del Centro de Estudios Avanzados de la Universidad Nacional de Córdoba sobre el sindicalismo cordobés, o los de la Universidad de Buenos Aires (en particular uno sobre la historia oral de la UBA y el otro sobre exilio, militancia y mundo del trabajo en la Facultad de Filosofía y Letras) y el recientemente creado Archivo Histórico de la Universidad Nacional de Tucumán que contará con una sección dedicada a la reunión de Archivos de HO. También existen publicaciones como Voces Recobradas(IHCBA), la revista digital Testimonios(AHORA), e Historia, Voces y Memoria (boletín del Programa de Historia Oral de la UBA). Por último, hay una serie de programas y centros de investigación que reúnen a los practicantes de historia oral, tales como el Instituto Histórico de la Ciudad de Buenos Aires (IHCBA), el Programa de Historia Oral de la UBA (PHO), o el Programa de Historia Oral de Municipalidad de Córdoba.

La construcción de este campo de estudios ha sido lenta y paulatina a través de las últimas dos décadas, donde el encuentro realizado cada dos años por el IHCBA y el PHO ha sido central para articular los avances a nivel nacional. El próximo octubre (2009) se realizará, en la ciudad de Buenos Aires,  el noveno encuentro. Fue el crecimiento de este encuentro (en el VIII se presentaron cerca de 300 ponencias) que determinaron la conformación, en 2004, de la Asociación de Historia Oral de la República Argentina (AHORA). Esta asociación reúne a historiadores orales de todo el país: profesionales y amateurs; profesores y estudiantes; de universidades, profesorados y secundarios; de programas municipales, de instituciones culturales, y de programas de investigación. Su principal característica es el intento por abarcar el amplio espectro de los practicantes de la historia oral, para lograr un intercambio que aproveche toda la riqueza de la heterogeneidad de esta disciplina. Para canalizar esto AHORA ha asumido como propio el Encuentro bianual, y además ha establecido una página web (www.ahoargentina.com.ar) que facilite las comunicaciones y una revista digital (“Testimonios”). Aprovechando la experiencia realizada por la organizaciones que la sustentan (PHO, IHCBA, Instituto Histórico de Morón, Museo Roca y CCC), su comisión directiva, presidida por Liliana Barela del IHCBA, ha encarado un ambicioso programa que promueve la investigación, la difusión y la capacitación tanto en escuelas secundarias, en municipios y organizaciones sociales y gremiales. En particular, queremos destacar que, desde hace dos años, AHORA viene bregando para conformar intercambios y grupos de investigación con colegas de otros países, como por ejemplo sobre migraciones y frontera con la Universidad Federal de Parana (Brasil), sobre Militancia política (con el INAH y el Instituto Mora de México), y sobre mundo del trabajo (con la Universidad Estadual de Pelotas en Brasil y la Universidad Autónoma de Guanajuato, México).

A partir de 2008, AHORA esta conformando un directorio de investigadores orales en Argentina, y ha realizado una serie de propuestas para consolidar su intercambio, relación y participación en IOHA. Estas propuestas abarcan tres aspectos centrales:

1. Que el Encuentro bianual realizado por AHORA cuente de ahora en más con el auspicio de IOHA para que este sirva como reunión regional, y consolide los lazos de la Internacional a nivel nacional; la conferencia inaugural de cada encuentro bianual sería dado por la presidencia de IOHA.

2. Se ha reservado un lugar en el comité editorial externo de “Testimonios” para la presidencia de IOHA y para uno de los vicepresidentes.

3. Se está considerando la viabilidad de implementar la doble afiliación AHORA-IOHA como forma práctica de articular la participación nacional con la internacional.

4. Por último, se ha propuesto la posibilidad a IOHA de que sea esta la que conforme y ampare grupos internacionales de investigación.

Pablo Pozzi [email protected]
AHORA Programa de Historia Oral,
Universidad de Buenos Aires

 

La historia oral: pasado, presente y futuro. El Congreso de Guadalajara.

La Historia Oral tiene una larga trayectoria que comenzó en la primera mitad del siglo XX . Estados Unidos de Norteamérica fue pionera en el trabajo con testimonios orales, utilizados fundamentalmente para reconstruir historias de vida de personajes destacados de la vida social, artística o política.

Pero esta práctica tardó mucho en ser reconocida, recién en los años 80 comenzó a ser validada en medios académicos y fue el año 1996 el que marcó el comienzo de una nueva etapa con la constitución de la IOHA en el marco del Congreso Internacional de Historia Oral en Goteborg,  Suecia. El escenario europeo impuso una marca diferencial en la utilización de esta herramienta de conocimiento, se problematizó la  metodología, sus usos, y fundamentalmente, se orientó al registro de la voz de colectivos  marginados de la historia académica. Se empezó a discutir el lugar del registro oral, sus límites y posibilidades, la función y modalidad de los archivos, y el quehacer historiográfico en base a testimonios, al tiempo que se fueron introduciendo temas poco transitados por la investigación en base a fuentes escritas, como la Guerra Civil Española, y a abordar la experiencia de grupos excluidos de la documentación oficial, como los anarquistas de los trabajos de Mercedes Vilanova.

Desde entonces, los congresos de IOHA se sucedieron cada dos años. La elección de sedes fue marcando un recorrido enriquecedor que puso realidades muy diversas en contacto: Rio de Janeiro, Brasil (1998), Estambul, Turquía (2000), Pietermartizburg, Sudáfrica (2002), Roma, Italia (2004), Sidney, Australia (2006). En ese camino fueron emergiendo nuevas formas de llevar a cabo la historia oral, se avanzó en su institucionalización, en sus usos  y en las problemáticas abordadas.

Estos desarrollos no desplazaron el lugar de EEUU en historia oral, allí se registran aún los mayores niveles de institucionalización académica, por medio de su incorporación a las universidades en departamentos que se dedican a esta manera de hacer historia.

En este tema resta mucho por hacer en Latinoamérica, pero se está trabajando intensamente para lograrlo. En los últimos años, en forma simultánea a los Congresos Internacionales de la IOHA, y en parte gracias a su estímulo, se han llevado a cabo innumerables reuniones nacionales, especialmente los países donde la práctica tiene más arraigo (Brasil, México, Argentina), y se han realizados dos encuentros internacionales en la región, estando el próximo programado para febrero del 2009.

En el 1er. Encuentro Internacional de Historia Oral en Colombia (2005) se acordó que las reuniones deberán servir de aliento para el desarrollo de la historia oral, especialmente en aquellos países donde esta práctica está dando sus primeros pasos. Con ese criterio se han elegido las sedes, Panamá en el  2007, y Nicaragua para el próximo 2009.  Las dos reuniones realizadas en Latinoamérica contaron con la presencia de especialistas de todas partes del mundo y –al igual que los encuentros nacionales en Brasil, Argentina, o México- han sorprendido por la cantidad de asistentes, el interés y entusiasmo demostrado por sus participantes que de este modo pueden compartir realidades cercanas.

Estos historiadores latinoamericanos están realizando su práctica en un territorio de rasgos peculiares donde la herramienta de la oralidad ha cobrado especial importancia.
Muchas de sus preocupaciones compartidas no sólo son aptas para su abordaje desde la oralidad sino que -en ocasiones- sólo pueden ser indagadas de este modo, por ejemplo, los períodos de gobiernos dictatoriales. También se está innovando en los usos del trabajo con testimonios orales, además de la producción historiográfica y la formación de archivos, se ha incorporado la herramienta a grupos interdisciplinarios de investigación y de acción social, educativa, política y cultural, con distintos objetivos, en especial, el de reconstruir lazos sociales e identitarios en grupos marginados y de colectivos culturales sometidos secularmente, carentes de voz en la cultura letrada institucionalizada.

Creemos que el hecho de que este último Congreso Internacional se haya realizado en México significa un reconocimiento al lugar pionero de este continente en la construcción de archivos orales,  y a la vez, permitió que investigadores latinoamericanos pudieran mostrar sus trabajos y encontrarse con otras realidades en las cuales la exclusión, la marginalidad y la discriminación son problemas centrales, aún cuando se manifiesten de diferentes maneras. Se trata de esa otredad discutida casi siempre por desconocimiento cultural o por estigmas sociales.
Liliana Barela

[email protected]

ESTADOS UNIDOS

CONGRESO ANUAL DE LA ASOCIACIÓN DE HISTORIA ORAL 2008

En octubre, la Asociación de Historia Oral celebró su Congreso Anual 2008 en Pittsburgh, Pennsylvania. Cerca de 300 ponentes y alrededor de 470 asistentes participaron a lo largo cuatro días y medio en talleres, debates, grupos de trabajo y reuniones plenarias. Entre ellos se contaron ponentes internacionales de Australia, Canadá, Finlandia, Irlanda, Italia, Polonia y Reino Unido. Cuatro de los ponentes internacionales recibieron de la OHA viáticos que ascendían a $3,000 dólares.

El Congreso comenzó un miércoles con talleres de medio o un día en torno a temas que iban desde la introducción al diseño de proyectos de historia oral y técnicas de entrevista hasta equipo de grabación de audio y video en trabajo de campo, conservación digital, uso de la historia oral para maestros de educación media y talleres prácticos sobre la creación de producciones digitales multimedia. Este año, los grupos de discusión de libros –en los que los participantes pudieron compartir su tiempo con tres autores­–, así como los grupos de trabajo sobre la enseñanza de la historia oral y sobre el uso de nuevas tecnologías para presentar historias orales en público constituyeron la novedad del Congreso.

En el espíritu de un Congreso dedicado a la exploración de nuevos medios, tres de las plenarias fueron videograbadas para su utilización (entre otros) en la nueva página de Internet de la Asociación de Historia Oral, lanzada la semana previa al Congreso Nacional. Estas plenarias incluyen entrevistas de historia oral en vivo con el organizador del movimiento por los Derechos Civiles y ex concejal de la Ciudad de Pittsburgh, Sala Udin, y con el activista por los derechos humanos Stetson Kennedy, veterano del Proyecto de Escritores del Nuevo Pacto Federal, que tiene ahora unos noventa años. Uno de los momentos más destacados del Congreso fue la Plenaria dedicada al material digital y comunitario, una presentación por computadora que incluyó la exposición de nuevo software, acceso digital y capacidades de búsqueda, exhibiciones y archivos en línea, entre otros. Estos últimos iban desde un programa de historia oral emprendido por estudiantes de bachillerato en la zona rural de Virginia hasta enormes páginas de Internet institucionales, incluida la del “Proyecto de Historia Oral Muskie” de la Biblioteca de los Archivos y Colecciones Especiales de Edmund S. Muskie, ganador del premio Elizabeth B. Mason 2008. Los asistentes al Congreso también recibieron resúmenes de las ponencias y las presentaciones, que pronto estarán disponibles en la página de Internet de la OHA.

El próximo año, la OHA celebrará su congreso anual en Louisville, Kentucky, del 14 al 18 de octubre de 2009. La convocatoria puede consultarse en la página de Internet de la OHA, en www.oralhistory.org . La OHA tiene mucho interés en aumentar el número de ponentes internacionales, a quienes exhorta a presentar sus propuestas de ponencias individuales y mesas de debate.

Charles Hardy III www.Oralhistory.org
Universidad de West Chester
Presidente de la Asociación de Historia Oral

MÉXICO

XV CONFERENCIA INTERNACIONAL DE LA IOHA EN GUADALAJARA SEPTIEMBRE 2008

El trabajo de organización del congreso de la Asociación Internacional de Historia Oral, en Guadalajara, no fue fácil. Y esto lo digo yo, que participé en la organización sólo tangencialmente—los colegas que cargaron con el peso total de la responsabilidad hicieron un gran esfuerzo gracias al cual el resultado fue positivo. Hubo sin duda problemas de organización y no todo fue resuelto a satisfacción pero al final el congreso dejó un saldo favorable de emociones, impresiones, disgustos, sorpresas e interesantes discusiones intelectuales. Además, fue el momento para reencontrar amigos (especialmente porque me fue imposible asistir a Sydney en 2006), y eso siempre es agradable aún cuando faltó tiempo para estar y platicar con todos. Pues sí, nunca hay suficiente tiempo para todo.

Por supuesto un congreso es para intercambiar ideas, y en este sentido quedé complacido porque hubo gran cantidad de intercambios. Como siempre, fueron más fructíferas las pláticas en el café o los 15 minutos (prolongados a veces a más de 30) entre una sesión y otra, que las preguntas y respuestas durante la mesa de trabajo. Esto siempre sucede y es ya parte de la dinámica de los congresos, pero platicando con colegas en días recientes resultó que todos tuvimos la sensación de que en las mesas de trabajo faltó discusión y que hizo falta una buena relatoría en la última plenaria. Imposible quizás entrar a lo discutido en las mesas pero al menos tener una idea de grandes temas, del número de ponencias, de la procedencia de los participantes, incluso un esbozo regional de las preocupaciones de los historiadores orales.

Para mi fue una agradable sorpresa la presencia de colegas latinoamericanos. Por supuesto que en todos los congresos los ha habido, y el contingente brasileño suele ser cuantioso. Pero en esta ocasión había personas de muchos países—Venezuela, Puerto Rico, Cuba, Panamá, Colombia, Chile, Argentina—y por supuesto muchos mexicanos. En consecuencia, la mayor parte de las ponencias que escuché fueron presentadas por latinoamericanos. La investigación regional abarca una gran cantidad de temas y de manera impresionista me parece que predominaron los temas de educación, migración y política. En mi opinión, sesgada por los temas que ahora trabajo, los trabajos más interesantes examinaron la cuestión política de la segunda mitad del siglo XX, en particular la resistencia al terrorismo de estado, los movimientos de oposición de izquierda y los movimientos populares que resurgen al desaparecer las dictaduras. Me quedo con la impresión, además, de que la historia oral despierta en ocasiones la misma pasión que la militancia política. Es sin duda un ambiente vibrante y fértil.

La otra impresión fuerte concierne a la Asociación Internacional. En realidad fueron muchas, sobre la dificultad de los idiomas, la falta de espacios para la mezcla cultural. Pero una en particular me interesa. Me extrañó, por un lado, la ausencia de algunos historiadores orales importantes, a quienes podríamos considerar iniciadores de estas reuniones internacionales, y por otro lado, que los que sí asistieron no ocuparon el mismo lugar central que habían ocupado en congresos previos. Supongo que el cambio generacional es cada vez más evidente, como pudimos constatar en la última plenaria en la que se homenajeó a Alicia Olivera, pionera de la historia oral en México. También es cierto que ese grupo de historiadores elaboró un cuerpo teórico y una agenda de discusión que por largo tiempo funcionaron como eje de estos congresos. En Sydney, para conmemorar los diez años de la AIHO, algunos de ellos hicieron balances no sólo de la Asociación sino de la historia oral, incluyendo algunos comentarios sobre las perspectivas a futuro. Esa discusión no fue continuada en este congreso. Es posible que las preocupaciones estén en otro lado, y en ese sentido queda como tarea pendiente elaborar nuevos ejes conceptuales que hagan converger y dialogar a las muchas meditaciones individuales. Pero a mi me parece que la Asociación gradualmente pierde el temple de una comunidad que comparte preocupaciones, un modo de trabajo y preguntas que alientan la discusión intelectual. El peligro está en que se convierta en una más de las organizaciones profesionales que se reúnen por inercia, donde el incentivo del turismo es más fuerte que el propósito académico, donde los nudos intelectuales quedan relegados por favorecer la presentación bonita y eficiente.

Sin duda los doce años de la AIHO son un logro importante, y cada congreso implica un esfuerzo gigantesco y una voluntad optimista de que reunir a tanta gente de tantos países al final resultará en algo bueno. Y Guadalajara probó que generalmente es así.

Gerardo Necoechea Gracia [email protected]

PANAMÁ

Historia Oral de Panamá: Valorando el Congreso de Guadalajara

Una mirada a la trayectoria de IOHA desde mi perspectiva, mostrará un panorama limitado a mi participación en encuentros regionales, el primero celebrado en Bogotá en 2005, el que organizamos y llevamos a cabo en Panamá en 2007 y mi asistencia al XV Congreso de Historia Oral celebrado en Guadalajara, México.

He basado mis apreciaciones en tres aspectos. 1. la promoción de la utilización de la Historia Oral; 2. la divulgación de las investigaciones realizadas y 3. propiciar espacios para la discusión e interacción entre profesionales que utilizan la historia oral fomentando las redes entre ellos/as.

En consideración a la promoción de la historia oral a través de los Encuentros Regionales, debo señalar que la IOHA no tiene participación directa. Por ejemplo, el celebrado en Colombia en 2005 fue una iniciativa promovida fundamentalmente por el Colectivo de Historia Oral. El único vínculo que observé es que ésta asociación forma parte de IOHA (2005:8), agregando que al mismo asistieron entre otros, profesionales miembros de IOHA.

En relación con el efectuado en Panamá y dada nuestra inexperiencia en eventos relacionados con historia oral, solicitamos asesoría al Dr. Antonio Montenegro, miembro de IOHA, quien recomendó como moderadores de mesa en el ámbito internacional a representantes de IOHA. También en este caso asistieron algunos historiadores pertenecientes a IOHA.

De manera que en la promoción de la historia oral a través de los encuentros regionales, a los cuales he asistido, la IOHA no ha tenido participación directa. Esa es una omisión que ha mi modo de ver debe ser subsanada. Si lo que pretende la organización es, promocionar la historia oral, abriendo nuevos espacios para divulgar sus bondades, la IOHA debe respaldar esos eventos regionales ya sea con asesorías, con especialistas, aportando apoyo económico, ofreciendo bibliografía, por medio del desarrollo de talleres y por  supuesto, estimulando los encuentros regionales.

En otro sentido, es positivo que la IOHA mantenga sitios en Internet con información pertinente. Esta es una manera ágil y actualizada de acceder a diferentes tópicos sobre historia oral, con los cuales se complementa el propósito de fomentar su conocimiento y uso. No obstante, hay que buscar los medios para divulgar estos sitios, de manera que sean visitados por más interesados. Quizás pueda ser éste un compromiso de la Comisión de Divulgación y de cada miembro de IOHA ante sus colegas y estudiantes.

Valorar el desarrollo del XV Congreso Internacional de Historia Oral “Los diálogos de la historia oral con el tiempo presente”, celebrado en septiembre de 2008 en Guadalajara, significa reconocer que el evento fue trascendente; que cumplió con el objetivo de divulgar las bondades y usos de la historia oral no sólo a través de las mesas temáticas y conferencias, sino también por medio de las clases magistrales; que propició el intercambio de experiencias y opiniones entre colegas y estudiantes, fomentando a su vez, redes profesionales y de amistad. Advierto no obstante, que se constituyen bloques de acuerdo a regiones y continentes, estableciendo barreras invisibles, pero existentes, debido quizás al idioma ¿Cómo aminorar esta tensión?

Por último vale recomendar que, en vista de que cada dos años y coincidiendo con el Congreso Internacional, se celebran elecciones para escoger la nueva directiva, se solicite a los miembros de IOHA de cada continente, con antelación a la elección, el envío de una lista de posibles candidatos para ocupar las posiciones, informando sobre su trayectoria y su compromiso con la historia oral. Estos datos serían luego remitidos a los correos electrónicos o colgados en el boletín o en el blog, de manera que, conociendo la hoja de vida de estos aspirantes, ejerciéramos nuestro voto de manera más consciente.

Si la historia oral rompe con los esquemas de las jerarquías, de las verdades absolutas y propicia la socialización de la Historia, los organismos que la representan, deben ser consecuentes con esas características.

Marcela Camargo Ríos [email protected]
Docente. Universidad de Panamá.

SUDÁFRICA

V Conferencia Nacional Anual en East London

La Asociación de Historia Oral de Sudáfrica (OHASA) celebró su V Conferencia Nacional Anual en East London del 7 al 10 de octubre de 2008 bajo el tema: “Voces ocultas, historias no contadas y memorias veladas”. Se presentaron 41 ponencias no sólo de académicos, sino de profesores y activistas comunitarios. En la Conferencia, se eligió a un nuevo Comité de seis integrantes, entre quienes figura Radikobo Ntsimane, también miembro del Consejo de IOHA.

Del 23 al 24 de octubre de 2008 el Centro para la Historia Oral y el Trabajo de Memoria en África, Sinomlando, de la Universidad de KwaZulu-Natal hizo posible una sesión de planeación estratégica para auxiliar a los encargados de los Archivos Provinciales de KwaZulu-Natal a manejar exitosamente proyectos de historia oral en diversas zonas de la provincia.

El 28 de octubre, el Profesor Trevor Getz, de la Universidad Estatal de San Francisco, California, impartió un Taller de Historia Oral en el Museo de Natal, Pietermaritzburg, ante cerca de 30 personas, entre personal del museo, maestros de escuela y alumnos de bachillerato interesados.

El Centro Sinomlando, en conjunción con dos iniciativas gubernamentales locales, ha trabajado durante varios años en la capacitación y administración para los proyectos de historia oral de Edendale, Pietermaritzburg, y de Mpophomeni, Howick. El objetivo de ambos proyectos es construir un museo comunitario.