A lo largo del año 2009, como presidenta de la IOHA he podido asistir a varios congresos y reuniones nacionales e internacionales de historia oral. La experiencia ha sido muy positiva, pues he podido comprobar de nuevo que el contacto personal entre investigadores, docentes, estudiantes y trabajadores sociales, que usan esta metodología es algo insustituible, complementando nuestras relaciones profesionales, que cada vez se establecen más a través de la web y el correo electrónico.

La primera de las reuniones internacionales en las que estuve fue el Convegno de la Asociación Italiana de Historia Oral, AISO, que se celebró en Padua en el mes de mayo. La AISO reúne a importantes expertos en nuestra metodología, entre otros su presidenta Gabriella Gribaudi y Sandro Portelli, de todos conocido por sus destacados trabajos de historia oral y por ser uno de los promotores del movimiento internacional de historiadores orales y de la IOHA. El tema «Una memoria fondata sul lavoro» sirvió para la discusión de interesantes ponencias sobre el trabajo en los tiempos actuales de la globalización y en los años de la 2º mitad del siglo XX, en Italia, Rumanía y México, a partir del uso de fuentes orales, audiovisuales y escritas.

Buenos Aires, en el hemisferio sur, ha sido otro de los lugares donde pude asistir en octubre al IX Encuentro Nacional de Historia Oral, organizado por la Asociación Argentina de Historia Oral, AHORA, presidida por Liliana Barela y por la Universidad de Buenos Aires (Pablo Pozzi). El reciente pasado dictatorial de Argentina era uno de los temas principales de las comunicaciones que hablaban sobre la memoria de los militantes de partidos y de las organizaciones de derechos humanos. La importancia de estos testimonios pude comprenderla al visitar el antiguo Centro de Detención y tortura llamado «Centro Atlético», uno de los que funcionaba en la ciudad de Buenos Aires en el año 1977, donde desaparecieron 1500 personas. Muy distinta fue mi visita a la escuela ORT donde pude charlar con los jóvenes estudiantes que trabajan en el archivo de historia oral de la escuela, gracias a la invitación que me hizo Laura Benadiba. Allí comprobé el gran interés que puede tener la historia oral en el aula para las jóvenes generaciones de argentinos.

Las setecientas propuestas de comunicaciones que nos han llegado para participar en la XVI Conferencia de la IOHA en Praga, aunque suponen un gran reto para la organización del congreso, en especial para nuestros colegas checos, que están trabajando «a tope», nos animan a todos para lograr una nueva Conferencia donde, como dijo Sandro Portelli en Sydney, lo interesante no sea sólo vernos para reencontrar a las personas que ya conocemos sino para conocer a nuevos colegas que pueden hacer cambiar nuestra manera de pensar y de enfocar la historia oral. Con este espíritu el Consejo de la IOHA está haciendo todo lo posible por conseguir más fondos que permitan ampliar las becas para asistir a nuestra Conferencia en Praga en julio de 2010. Allí espero veros a todos.

Un saludo cordial.

Pilar Domínguez[email protected]
Presidenta de la IOHA